Información

Los filósofos más famosos

Los filósofos más famosos

Entre todas las humanidades, es la filosofía la que se llama la más insidiosa. Se han escrito cientos de volúmenes sobre cada uno de estos temas, sus autores han tratado de encontrar una respuesta ...

Pero la mayoría de las veces, se confundieron aún más cuando buscaban la verdad. Después de todo, fueron ellos quienes sentaron las bases para futuros procesos de pensamiento, sobre los cuales otros científicos ya habían luchado.

Parménides (520-450 a. C.). Este antiguo filósofo griego vivió antes que Sócrates. Como muchos otros pensadores de esa época, se distinguió por la incomprensibilidad e incluso una especie de locura. Parménides se convirtió en el fundador de toda una escuela filosófica en Helea. Su poema "Sobre la naturaleza" nos ha llegado. En él, el filósofo discute los problemas del conocimiento y el ser. Parménides razonó que solo hay un Ser eterno e inmutable, que se identifica con el pensamiento. Según su lógica, es imposible pensar en el no ser, lo que significa que no existe. Después de todo, el pensamiento "es lo que no es" es contradictorio. El principal alumno de Parménides es considerado Zenón de Elea, pero las obras del filósofo también influyeron en Platón y Meliso.

Aristóteles (384-322 a. C.). Junto con Aristóteles, Platón y Sócrates son considerados los pilares de la filosofía antigua. Pero fue esta persona quien también se distinguió por sus actividades educativas. La escuela de Aristóteles le dio un gran ímpetu en el desarrollo de la creatividad de numerosos estudiantes. Hoy, los científicos ni siquiera pueden determinar cuál de las obras pertenece al gran pensador. Aristóteles se convirtió en el primer científico capaz de crear un sistema filosófico versátil. Más tarde formará la base de muchas ciencias modernas. Fue este filósofo quien creó la lógica formal. Y sus puntos de vista sobre los fundamentos físicos del universo cambiaron notablemente el desarrollo posterior del pensamiento humano. La doctrina central de Aristóteles era la doctrina de las causas primarias: materia, forma, causa y propósito. Este científico estableció los conceptos de espacio y tiempo. Aristóteles prestó mucha atención a la teoría del estado. No es casualidad que su alumno más exitoso, Alejandro Magno, haya logrado tanto.

Marco Aurelio (121-180). Este hombre pasó a la historia no solo como el emperador romano, sino también como un destacado filósofo humanista de su época. Influido por otro filósofo, su maestro Maximus Claudius, Marcus Aurelius creó 12 libros en griego, unidos bajo el título común "Discursos sobre uno mismo". El trabajo "Meditaciones" fue escrito para el mundo interior de los filósofos. Allí, el emperador habló sobre las creencias de los filósofos estoicos, pero no todas sus ideas fueron aceptadas. El estoicismo fue un fenómeno importante para los griegos y los romanos, porque determinó no solo las reglas de la paciencia, sino que también indicó el camino hacia la felicidad. Marco Aurelio creía que todas las personas a través de su espíritu participan en una comunidad ideológica que no tiene limitaciones. Las obras de este filósofo son fáciles de leer hoy y ayudan a resolver algunos de los problemas de la vida. Es interesante que las ideas humanísticas del filósofo no le impidieron en absoluto perseguir a los primeros cristianos.

Anselmo de Canterbury (1033-1109). Este filósofo medieval hizo mucho por la teología católica. Incluso es considerado el padre de la escolástica, y la obra más famosa de Anselmo de Canterbury fue "Proslogion". En él, con la ayuda de pruebas ontológicas, dio pruebas inquebrantables de la existencia de Dios. La existencia de Dios surgió de su propio concepto. Anselmo llegó a la conclusión de que Dios es perfección, que existe fuera de nosotros y fuera de este mundo, superando todo lo concebible en magnitud. Las principales declaraciones del filósofo "fe que requiere comprensión" y "Creo para comprender" se convirtieron en una especie de lema de la escuela filosófica agustiniana. Tomás de Aquino estaba entre los seguidores de Anselmo. Los discípulos del filósofo continuaron desarrollando sus puntos de vista sobre la relación entre la fe y la razón. Por su trabajo por el bien de la iglesia en 1494, Anselmo fue canonizado, convirtiéndose en un santo. Y en 1720 el Papa Clemente XI proclamó al santo Maestro de la Iglesia.

Benedicto Spinoza (1632-1677). Spinoza nació en una familia judía, sus antepasados, después de ser expulsado de Portugal, se establecieron en Amsterdam. En su juventud, el filósofo estudia las obras de las mejores mentes judías. Pero Spinoza comenzó a expresar puntos de vista ortodoxos y se hizo cercano a los sectarios, lo que llevó a la excomunión de la comunidad judía. Después de todo, sus puntos de vista avanzados estaban en conflicto con puntos de vista públicos arraigados. Spinoza huyó a La Haya, donde continuó mejorando. Se ganaba la vida con lentes de pulido y lecciones privadas. Y en su tiempo libre de estas actividades cotidianas, Spinoza escribió sus obras filosóficas. En 1677, el científico murió de tuberculosis, su enfermedad arraigada se agravó aún más por la inhalación de polvo de lentes. Solo después de la muerte de Spinoza apareció su trabajo principal, Ética. Las obras del filósofo sintetizaron juntas las ideas científicas de la antigua Grecia y la Edad Media, las obras de los estoicos, los neoplatonistas y los escolásticos. Spinoza intentó transferir la influencia de Copérnico en la ciencia al ámbito de la ética, la política, la metafísica y la psicología. La metafísica de Spinoza se basaba en la lógica de que es necesario definir términos, formular axiomas y solo entonces, con la ayuda de las consecuencias lógicas, deducir el resto de las disposiciones.

Arthur Schopenhauer (1788-1860). Los contemporáneos del filósofo lo recordaron como un poco pesimista feo. Pasó la mayor parte de su vida con su madre y su gato en su departamento. Sin embargo, esta persona sospechosa y ambiciosa pudo entrar en el número de los pensadores más importantes, convirtiéndose en el representante más destacado del irracionalismo. La fuente de las ideas de Schopenhauer fue Platón, Kant y el antiguo tratado indio de los Upanishads. El filósofo fue uno de los primeros que se atrevió a combinar la cultura oriental y occidental. La dificultad de la síntesis fue que la primera es irracional y la segunda, por el contrario, es racional. El filósofo prestó mucha atención a las preguntas sobre la voluntad del hombre, su aforismo más famoso fue la frase "La voluntad es una cosa en sí misma". Después de todo, es ella quien determina la existencia, influyendo en ella. La obra principal de toda la vida del filósofo fue su "El mundo como voluntad y representación". Schopenhauer describió las principales formas de una vida digna: el arte, el ascetismo moral y la filosofía. En su opinión, es el arte el que puede liberar al alma del sufrimiento de la vida. Otros deben ser tratados como uno mismo. Aunque el filósofo simpatizaba con el cristianismo, seguía siendo ateo.

Friedrich Nietzsche (1844-1900). Este hombre, a pesar de una vida relativamente corta, fue capaz de lograr mucho en filosofía. El nombre Nietzsche generalmente se asocia con el fascismo. De hecho, él no era un nacionalista como su hermana. El filósofo generalmente tenía poco interés en la vida a su alrededor. Nietzsche pudo crear una enseñanza original que no tiene nada que ver con un carácter académico. Los trabajos del científico cuestionaron las normas generalmente aceptadas de moralidad, cultura, religión y relaciones sociopolíticas. Que solo existe la famosa frase de Nietzsche "Dios está muerto". El filósofo pudo revivir el interés por la filosofía, explotando el mundo estancado con nuevos puntos de vista. El primer trabajo de Nietzsche, El nacimiento de la tragedia, inmediatamente le otorgó al autor la etiqueta de "el niño terrible de la filosofía moderna". El científico trató de entender qué es la moral. Según sus puntos de vista, uno no debe pensar en su verdad, debe considerar su servicio a la meta. El enfoque pragmático de Nietzsche también se observa en relación con la filosofía y la cultura en general. El filósofo fue capaz de derivar una fórmula para un superhombre que no estaría limitado por la moral y la ética, alejándose del bien y del mal.

Ingarden romano (1893-1970). Este polaco fue uno de los filósofos más destacados del siglo pasado. Fue alumno de Hans-Georges Gadamer. Ingarden en Lviv sobrevivió a la ocupación fascista y continuó trabajando en su trabajo principal, "La disputa sobre la existencia del mundo". En este libro de dos volúmenes, el filósofo discute el arte. La estética, la ontología y la epistemología se convirtieron en la base de la actividad del filósofo. Ingarden sentó las bases de una fenomenología realista que todavía es relevante hoy en día. El filósofo también estudió literatura, cine, teoría del conocimiento. Ingarden tradujo obras filosóficas, incluidas las de Kant, al polaco, y enseñó mucho en las universidades.

Jean-Paul Sartre (1905-1980). Este filósofo es muy querido y popular en Francia. Este es el representante más destacado del existencialismo ateo. Sus posiciones estaban cerca del marxismo. Al mismo tiempo, Sartre también fue escritor, dramaturgo, ensayista y profesor. El concepto de libertad se encuentra en el corazón del trabajo de los filósofos. Sartre creía que es un concepto absoluto, una persona simplemente está condenada a ser libre. Nosotros mismos debemos darnos forma, siendo responsables de nuestras acciones. Sartre dijo: "El hombre es el futuro del hombre". El mundo circundante no tiene sentido, es la persona que lo cambia con su actividad. La obra del filósofo "Ser y nada" se ha convertido en la Biblia más real para los jóvenes intelectuales. Sartre se negó a aceptar el Premio Nobel de Literatura, porque no quería cuestionar su independencia. El filósofo en su actividad política siempre ha defendido los derechos de una persona desfavorecida y humillada. Cuando Sartre murió, 50 mil personas se reunieron para acompañarlo en su último viaje. Los contemporáneos creen que ningún otro francés le dio al mundo tanto como este filósofo.

Maurice Merleau-Ponty (1908-1961). Este filósofo francés fue una vez una persona de ideas afines de Sartre, adherente al existencialismo y la fenomenología. Pero luego se alejó de los puntos de vista comunistas. Las ideas principales de Merleau-Ponty esbozadas en su obra "Humanismo y terror". Los investigadores creen que tiene características similares a la ideología fascista. En la colección de sus obras, el autor critica duramente a los partidarios del marxismo. La visión del mundo del filósofo fue influenciada por Kant, Hegel, Nietzsche y Freud, él mismo apreciaba las ideas de la psicología de la Gestalt. Sobre la base del trabajo de sus predecesores y trabajando en las obras desconocidas de Edmund Husserl, Merleau-Ponty fue capaz de crear su propia fenomenología del cuerpo. Esta enseñanza dice que el cuerpo no es un ser puro ni una cosa natural. Este es solo un punto de inflexión entre cultura y naturaleza, entre lo propio y lo ajeno. El cuerpo en su comprensión es un "yo" integral, que es el tema del pensamiento, el habla y la libertad. La filosofía original de este francés lo obligó a repensar los temas filosóficos tradicionales de una manera nueva. No es casualidad que sea considerado uno de los principales pensadores del siglo XX.

Ver el vídeo: Por qué Heidegger es el filósofo más importante del Siglo XX? (Octubre 2020).