Información

Familias de mexico

Familias de mexico

Los mexicanos son muy similares a los portugueses en su carácter temperamental y de mal genio, sobre el cual se hacen historias y leyendas. Los mexicanos no toleran el ridículo de ningún tipo, creyendo que esto humilla su dignidad.

Los hombres mexicanos ardientes y apasionados son capaces de tener sentimientos muy fuertes, los aman sinceramente y dan este sentimiento por sí mismos. Junto con esto, tienen celos locos, que a veces van más allá de los límites y se manifiestan en crueldad hacia las mujeres.

Un mexicano puede estar celoso de cualquier transeúnte por su cónyuge, y los celos incluso pueden surgir desde cero. Es mejor para los mexicanos parecer ridículos que ser reconocidos como un cornudo, y tampoco puede tolerar el ridículo de nadie.

Por esta razón, las mujeres son muy cuidadosas no solo en su comportamiento, sino que incluso en sus palabras, siempre tienen que controlar qué y a quién dicen, porque muchas cosas pueden transmitirse incorrectamente al cónyuge, y luego no se pueden evitar los problemas.

En principio, las mujeres tratan de no estar cerca de un hombre desconocido e incluso comunicarse con demasiada frecuencia con sus parientes varones. Las mujeres en México tampoco se han alejado mucho de los celos masculinos, sino que también se encienden rápidamente, como un fósforo encendido.

A menudo en la familia, pueden surgir escándalos y disputas con reproches e insultos mutuos. Sin embargo, los padres nunca resolverán las cosas cuando los niños estén en la casa, para no perturbar su tranquilidad y no eclipsar su vida infantil sin nubes.

Para los mexicanos, una familia no es solo un cónyuge, un cónyuge, hijos adorados por todos en la familia, la familia significa padres, así como todos los parientes más o menos cercanos, de los cuales a veces hay muchos.

Ni siquiera siempre es posible comprender de inmediato quién y a quién de los parientes, y cuán cercanos están estos parientes, pero todos son amigables y están estrechamente conectados por las tradiciones familiares y las normas de comportamiento.

En una familia mexicana, las mujeres no trabajan, las responsabilidades de la limpieza y la crianza de los hijos recaen sobre sus hombros. Las mujeres, por supuesto, pueden trabajar, pero esto no es obligatorio, y algunos hombres incluso están categóricamente en contra, ya que creen que solo un hombre debe resolver todos los problemas financieros en México.

El hombre es el principal sostén de la familia, y está obligado a traer dinero a casa, la mujer y la casa tienen suficiente trabajo, ella está cargada de tareas domésticas y cría hijos.

Los mexicanos se distinguen por su limpieza y, por lo tanto, la casa se limpia varias veces a la semana, lo mismo se aplica a la lavandería. Para cuando el hombre regrese a casa, la casa debe estar en orden completo, una cena caliente y abundante debe estar esperándolo en la mesa.

Un hombre en México, por supuesto, se considera fuerte, pero esto no se aplica a él haciendo algo solo en la casa, esto se aplica incluso a las cosas más básicas, como martillar un clavo y arreglar la manija de la puerta. Por todo esto, creen que hay maestros. Un hombre en México no está equipado para hacer tareas domésticas.

En las familias mexicanas, se manifiesta una característica como la solidaridad femenina. Toda la mitad femenina de la familia en México está muy unida y siempre comparte las cosas más íntimas.

La nuera y la suegra se convierten en las amigas más cercanas que pueden comunicarse entre sí sobre absolutamente todos los temas y la suegra toma parte activa en la vida de su hijo, siempre escucha las quejas de su nuera, tratando de tomar medidas para eliminar los problemas familiares. Además, la suegra es una fuente de información insustituible y puede dar cualquier consejo a su nuera, incluso en una relación íntima.

Cuando todas las familias mexicanas se reúnen para todas las fechas y eventos importantes, estas reuniones son ruidosas y tormentosas. A los mexicanos les encanta expresar sus emociones y tales eventos son solo una alegría para ellos, porque allí pueden hablar mucho y conversar con aquellas personas a las que no han visto durante mucho tiempo.

Los niños para los mexicanos son realmente flores de la vida. El amor por los niños aquí no puede medirse por ningún marco, tienen los mismos derechos en la familia que los adultos y disfrutan de total libertad.

Los niños siempre participan en todos los eventos y celebraciones familiares; en México, los niños siempre están presentes en todos los consejos familiares importantes e importantes. Los mexicanos nunca castigan a sus hijos, a veces incluso alientan sus actos de gamberro, especialmente para los niños.

Los hombres mexicanos están directamente involucrados en la crianza de sus hijos. No ven nada vergonzoso en alimentar, cambiar de ropa o bañar al niño, y en cuanto a las caminatas con niños y las vacaciones familiares, no hay nada de qué hablar, porque el hombre es el primero en organizar tales eventos.

Además, un hombre mismo puede tomar un permiso parental y esto a pesar del hecho de que la madre no trabaja y está en casa.

Los niños en México crecen muy tarde precisamente porque sus padres los protegen demasiado. Incluso como adultos, no pueden deshacerse por completo de la adicción de los padres.

Los padres tienen dificultades para separarse de sus hijos, cuando los niños van a comenzar sus propias familias y abandonar el hogar de los padres, los padres están muy de acuerdo con esto.

A lo largo de sus vidas, los padres apoyan a sus hijos de todas las formas posibles, especialmente para sus hijos, porque obtienen el mayor amor de los padres y especialmente de la madre.

Las madres están muy molestas por separarse de sus favoritas. Sin embargo, esta despedida se dice en voz alta, porque los hijos pasan mucho tiempo con su madre, y la madre a menudo visita la casa de su hijo.

Con esa actitud de los niños, ni siquiera se puede decir que los padres de una familia mexicana nunca se quedan solos, siempre son atendidos por sus hijos. Incluso los niños pueden llevarlos a su hogar, pero los mexicanos nunca entregarán a sus padres a hogares de ancianos.

Ver el vídeo: EL IMPERIO DE LAS 20 FAMILIAS QUE GOBIERNAN EN MEXICO (Octubre 2020).