Información

Familias de Israel

Familias de Israel

La familia israelí es considerada la familia más tranquila y equilibrada del mundo, no hay lugar para la rudeza, aquí nadie levantará la voz ante nadie. Se cree que en estas familias cualquier problema puede resolverse pacíficamente, esta es la única forma de lograr el equilibrio y el ideal en la familia.

La vida de una familia israelí se basa en el respeto, que también debe transmitir a sus hijos. Los padres deben ser ideales para sus hijos, su deber es transmitir todas las tradiciones familiares y nacionales a sus hijos. Además, los niños necesitan inculcar los rasgos de carácter correctos y para esto debes tener ciertas habilidades y destrezas en la educación.

Cuando se trata de la relación entre hombres y mujeres en la familia, en una familia israelí, ambos cónyuges son igualmente importantes. Aunque una mujer concede el papel de cabeza de familia a un hombre, esto no significa que un hombre sea de alguna manera mejor o más importante que una mujer.

Se cree que todos en esta vida tienen un papel que desempeñar, tanto un hombre como una mujer, y cada uno en la familia realiza sus propias funciones específicas. La razón por la cual una mujer en Israel transfiere los poderes del poder en la familia a un hombre es solo la modestia femenina, aunque la mujer misma es muy consciente de que en algunas cosas es significativamente superior al hombre.

Una sabia mujer israelí es muy consciente de que no podrá cumplir con todos los deberes de un hombre y no podrá prescindir de él, un hombre comparte la misma opinión, sabiendo que no puede hacer todo el trabajo que una mujer hace en el hogar y en la casa.

Cada persona es importante en su lugar, de lo contrario, nada en esta vida funcionará. Muchos hombres también entienden que una mujer trabaja mucho más y sus responsabilidades son mucho más duras, y ningún hombre puede cumplir con todas estas responsabilidades.

En una familia israelí, no debe haber violación de los derechos de una mujer, ella tiene derecho a hacer lo que le parezca, pero aún debe consultar con su cónyuge. Entre los cónyuges en Israel, se debe mantener la pureza de las relaciones, hay un ejemplo vívido o, más bien, incluso una larga tradición israelí que se refiere al principio femenino.

En el momento en que una mujer comienza a menstruar, la mujer se considera impura y el hombre no puede tocarla. Este período comienza desde el primer día de la menstruación hasta el día en que la mujer se limpia. La mujer debe conocer el momento en que debe comenzar el ciclo de la menstruación y controlar estrictamente este momento.

Después del final del ciclo menstrual, la mujer debe contar otros siete días y someterse a un rito de limpieza. Solo entonces un hombre israelí puede tocar a su cónyuge.

También se cree que si un niño es concebido en los días del ciclo menstrual o hasta el momento en que no se completa el rito de purificación, tendrá un carácter muy grosero e insolente, y un niño concebido en días limpios se convierte en una persona maravillosa y amable.

Una actitud especial en la familia israelí para criar hijos. Como con cualquier familia, los padres israelíes también quieren lo mejor para sus hijos.

Quieren que sus hijos crezcan para ser personas amables e inteligentes, recibir una educación decente, obtener un trabajo prestigioso y bien remunerado, para que sus hijos alcancen un verdadero éxito en la vida y en los asuntos familiares, y que sean respetados y honrados en todas partes. Sin embargo, esto no es suficiente para los padres israelíes, todo esto no es suficiente para que sus hijos crezcan como ellos quieren.

Los niños de una familia israelí se crían en el amor por su religión, y deben respetar todas las numerosas tradiciones nacionales y religiosas que se han establecido desde la antigüedad. Los niños deben ser sinceros y con verdadero amor y ternura deben tratar no solo a sus padres y parientes, sino que también con el mismo amor sincero deben seguir todas las costumbres religiosas y honrar su religión.

Es cierto que, para mencionar todo esto en los niños, los padres deben vivir en estricto orden de acuerdo con las costumbres y tradiciones de su religión y ser un ejemplo para sus hijos. Es imposible decir que todos los israelíes cumplen perfectamente todas las prescripciones, porque tarde o temprano cada persona se desvía ligeramente de su camino.

Sin embargo, la tarea es luchar por la superación personal y los niños israelíes deberían ver todo lo que sus padres se esfuerzan y tomar un ejemplo de ellos. El deseo de corregir sus errores en la vida les enseña a los niños a no repetir los mismos errores que cometieron los adultos.

No tenga miedo de que los niños vean los errores de los adultos, es muy útil para ellos saber qué evitar en la vida. Además, debe estar muy cerca de sus hijos para establecer un vínculo muy fuerte con ellos.

Los rasgos más importantes que los padres de Israel crían en sus hijos son el amor, la profunda confianza y el miedo. El amor y la confianza son, por supuesto, las posiciones más importantes por las cuales necesita vivir, la confianza en la familia es de gran importancia, así como el amor por todos los que están cerca y por su familia y amigos.

¿Por qué se les debe enseñar a los niños el miedo? Después de todo, este sentimiento no puede traer nada bueno. Un niño en Israel debe temer las consecuencias de su mal comportamiento, debe temer el castigo que seguirá después de haber cometido una mala acción.

Aunque los padres en Israel tratan de no castigar a sus hijos, a veces necesitan ser estrictos, de lo contrario crecerán simplemente malcriados y groseros. El amor en una familia israelí es imperativo en la crianza de los hijos, porque la falta de amor puede alejar a un niño de sus padres.

Si no hay confianza en la familia, esto también afectará negativamente el carácter del niño, y él nunca podrá confiar en nadie en su vida. Todos estos sentimientos también deben relacionarse con las tradiciones y costumbres religiosas.

Todo lo anterior sugiere que lo principal en una familia israelí es, sin embargo, la introducción de los niños a la religión y la realización de esta religión a lo largo de toda su vida consciente, con el fin de transmitir todo su conocimiento a sus hijos después de un cierto tiempo.

Ver el vídeo: El himno de Israel en español: Hatikva - La Esperanza del pueblo judío (Octubre 2020).