Información

Lecciones de la naturaleza

Lecciones de la naturaleza

Para desarrollarse, una persona simplemente necesita aprender. Solo necesitamos observar a los seres vivos y descubrir que por su comportamiento pueden darnos mucho, enseñarnos cómo sobrevivir, lo que en condiciones humanas significa éxito.

Cara ensangrentada Los pequeños cachorros de león nos enseñarán esta lección de vida. Estas criaturas simplemente se ven obligadas a aprender rápidamente. Y sus mentores son excelentes: grandes leones con experiencia. Aquí, en la naturaleza, no hay libros de texto, ni negociaciones, solo práctica. Los cachorros de león saben que es imposible aprender a cazar sin manchar su hocico con sangre. En la práctica, la gente quiere lograr resultados y no ensuciarse las manos. Nos sentamos en un escritorio, y algunas "liebres" en trajes civilizados nos enseñan a cazar. Pero la teoría es inconcebible sin la práctica. Es peor cuando las personas se niegan a estudiar, encerrándose en casa. Como resultado, cuando llega el momento de ir a trabajar, el "olor a sangre" te asusta, sin mencionar la falta de habilidades necesarias.

Lección de transmisión. Esta lección de éxito es enseñada por peces. Estas criaturas a menudo nadan contra la corriente, este comportamiento es correcto, aunque no encuentra comprensión entre muchos. Pero el pez no hace esto por su estupidez y no para complicar su vida. Esta dirección de movimiento le permitirá pasar la mayor cantidad de agua posible. Como resultado, el pez podrá capturar más oxígeno y más comida. Gracias a esto, su vida se volverá mucho más rica. El hombre, a diferencia de los peces, prefiere nadar con la corriente en una corriente tranquila y uniforme. Como resultado, juntos 40 años de experiencia de vida, ganamos 40 veces un año de experiencia. A la mayoría le resulta difícil abandonar su zona de confort, pero se sorprenderá de que la vida haya recompensado una pequeña cantidad de oportunidades. Pero para participar y ganar la lotería de la vida, primero debes comprar un boleto.

Lección de enfoque realista. Y el pájaro carpintero nos enseñará esta lección. Sí, sí, el que se golpea la cabeza contra un árbol. Sin embargo, en esta ocupación, el pájaro tiene mucho, mucho éxito. El pájaro carpintero es realista, no intenta romper un árbol de un solo golpe y por la mitad, lo cual es típico de muchas personas. El pájaro está enfocado en el objetivo establecido: no golpea el árbol desde todos los lados, sino que golpea monótonamente el mismo lugar, avanzando paso a paso hacia su presa. Las personas no están listas para contentarse con poco, quieren todo a la vez y no dentro de un árbol denso, sino en la superficie. Pero mientras algunos buscan presas grasas, el pájaro carpintero obtiene su pequeña comida paso a paso.

Mueve tu cola primero. El perro nos da esta lección social. El siglo XXI está en el patio, ya no es lo que haces lo que importa, sino cómo motivas a las personas. El perro es un gran modelo a seguir. No mueve la cola cuando la trajeron a casa, la alimentaron y la calentaron. El perro es el primero en compartir sus sentimientos, a cambio, y quiere acariciarlo. Así es como el perro consigue lo que quiere. Ella no obliga a la gente a darle nada; por su disposición, lo hace para que nosotros mismos queramos hacerlo.

No llores La serpiente comparte esta lección con la persona. Piensa por ti mismo: no tiene brazos ni piernas, tiene poca vista, nació en "condiciones ideales", sus padres dejaron de preocuparse desde el momento mismo del nacimiento. Muchas personas se desanimarían por esta combinación de circunstancias. Pero la serpiente se las arregla con lo poco que la naturaleza le ha otorgado. Como resultado, muchos (incluidos los humanos) incluso tienen miedo de este animal discapacitado. Y si a la serpiente no le gusta algo, puede deshacerse de su piel y continuar viviendo en una forma renovada.

Ver el vídeo: HORIZON ZERO DAWN. LECCIONES DE LA NATURALEZA. GAMEPLAY #1 GUÍA (Octubre 2020).